mujer de la calle


Hace unos días atrás, camino a la ciudad universitaria, viajando en el colectivo miro por la ventanilla en una parada del semáforo y mis ojos se encuentran con los ojos de una anciana sentada en un banco de una plaza. Fueron tan sólo unos segundos aunque creo que ella no se percató del encuentro. Su mirada estaba perdida en la nada, su rostro y toda su expresión parecían perdidas.
Aparentaba aproximadamente unos 60 años, pero tal vez parecía mayor porque cargaba lo que muchos no cargamos sobre nuestros hombros. No sé qué tipo de vida haya llevado para que su rostro aparente haber vivido más de lo vivido, pero de seguro en nada se le parece a las cosas que yo conozco. En el fondo sentí una fea sensación de ser tan diferente a ella, o ella a mí. Tenía todo el pelo sucio, muy sucio. Lo llevaba corto y desprolijo. Tenía un vestido viejo y de un rojo desgastado. Sus piernas eran bien negras, demasiado quemadas por el sol y su piel parecía extremadamente seca. Sus cara también estaba sucia. Vestía una alpargatas demasido viejas, demasiado usadas. Estaba sentada en el banco y miraba a la gente pasar. Igual su mirada se perdía en la nada. A su lado había una bolsa grande con vaya a saberse qué cosas, tal vez sus únicas pertenencias. Miraba a todos y a todo. Me invadió mucha pena al verla. Imaginar por qué terminó ahí, qué le ocurrió. Y me dio vergüenza pensar que cuando la luz verde apareciera el colectivo seguría su camino al igual que yo, y nada cambiaría en la vida de esa mujer. Sus ojos más que tristeza mostraban algo de locura, de esa locura que te hace ver perdido, como si estuvieses en otro lado del que verdaderamente estás. ¡¿ y cómo no volverse loco o evitarlo si la vida te trata de tal forma?!! Sentí pena, hasta crean que deliro pero me sentí culpable por no poder conocerla, por no poder hacer nada que cambie su día, por sólo mirarla, por haber tener cosas que seguro ella nunca pudo, porque por fuera pareciera que la vida es más fácil para mí que para ella; o al menos eso imaginaba desde la ventanilla.
El colectivo siguió su camino y yo me iba alejando sin dejar de mirarla por la ventanilla del colectivo, pero sin dejar de ser sólo un testigo al pasar.

7 comentarios:

Crazygirl dijo...

Me pasa lo mismo...veo a la gente en la calle y me hago todas esas preguntas...pero si puedes hacer algo...busca alguna asociacion q ayude a los desamparados...en Colombia hay varias, asi q me imagino q en Argentina sera igual. Yo solia hacerlo cuando vivia en Colombia, y aunq no resolvi el problema, puse mi granito de arena.
Aqui tengo pendiente ir con Grettel a su "casita".
Ya viene el finde...q descanses, aprovecha tu semana para estudiar...q te rinda.
Besos!!!

BLUEKITTY dijo...

Es verdad lo que decís, "mi granito de arena"... lo había olvidado, es que a veces parece tan poco lo que uno puede hacer. Pero siempre que se ayude y se pueda está bien.

¿Van a ir juntas y se van a conocer? me parece genial =) me gustaría poder conocerlas...some day.

besitos y buena semana.

Atenea dijo...

Muchas veces cuando me cruzo con una persona quevive en la calle, pienso en un caso que pasó hace ya un año. Una mujer que vivía en la calle, fue maltratada por unos jóvenes hasta tal punto que acabaron con su vida. Nadie se había percatado de quien era ella, hasta ese día. Cuando se hizo eco la prensa, salió a la luz que había sido una mujer de muy buena posición social, empresaria, que se enamoro y al no ser correspondida se abandono. Hasta el punto de llegar a ser una vagabunda. Cuando veo a una persona en estas circunstancias, lo primero que pienso es ¿qué te ha pasado para llegar hasta aquí? Aunque te puedo decir que en Madrid hay muchísimas bandas callejeras que se rifan las esquinas para pedir. Conque pagan justos por pecadores.
Besitos

Crazygirl dijo...

Si...pero no se cuando.....ahora tengo tantas cosas q hacer q no se...pero tengo q sacar el tiempito.
Claro, algun dia nos conoceremos!!

BLUEKITTY dijo...

Atenea: es horrible de triste lo que contás, me da un nudo imaginar aquello. Es una realidad y muchos no los vemos. Ojalá cambie radicalmente algún día. Gracias por pasar.

crazygirl: uno nunca sabe lo que le depara el futuro, eso es bueno de alguna manera. Se ve que andás toda ocupada y a mil, pero es bueno tener cosas para hacer. Muchos besitos a vos y a tu amorcito. Es bueno despertar en las mañanas y sentirse enamorado.

Strika dijo...

El sentimiento que tuviste para con esta mujer es lo que en budismo se llama "karuna". Se trata de un sentimiento de compasión universal. Pero, ojo: compasión no es lo mismo que lástima. La lástima es un sentimiento feo asociado al de sentirse superiores a los demás. La compasión o karuna, en cambio, es un sentimiento de empatía por el sufrimiento ajeno.

Saludos

BLUEKITTY dijo...

Strika: no conocía el término, sí tenía algo de idea sobre la diferencia entre lástima y compasión pero ahora me lo has aclarado mejor.

Gracias por el aporte- saluditos