a mi gata



Esta vez sí vino el frío para quedarse, días lluviosos y húmedos, a veces grises, perfectos para estar con las frazadas hasta la nariz para prevenir a la misma de volverse roja, y comer macitas dulces con alguna brebaje humeante y reconfortante. De preferencia chocolate. Y si en algún caso de urgencia haya que salir, pues a sacar la bufanda y el impermeable con botas de goma para no pescar ni un resfrío! No queremos gatos mojados por ahí.
Buen fin de semana a todos. A continuación dedico a mi gata unas líneas.





Ella se llama Pooky, o ahora que lo pienso ella se deja llamar Pooky y tal vez tiene un nombre desconocido para mí. Tal vez es hora que le pregunte cómo es y deje de llamarle a mi parecer.
Ella es una gata. Tiene ojos verdes y grandes, según mi chico tiene ojos de loca. Es muy expresiva también, bosteza a mis intentos de divertirla y creo que me observa algo incrédula a mis costumbres humanas de seguro extrañas para ella. Me mira, y bosteza.
Ella es práctica, es más simple. Le gusta andar sin calzado por la casa y en puntas de pie, nunca se ha agarrado un resfrío por esto aún. Creo que su silenciocidad se debe a sus patas traseras. Ella es una gata, un gato más en este mundo de gatos. Duerme y duerme horas y horas. El despertador suena temprano y yo quiero seguir durmiendo pero debo levantarme una vez más al mundo y ella me mira, bosteza en su confusión y vuelve a dormir. Es algo arisca pero a la vez mimosona. Le gusta que le rasquen la quijada y que le den golpecitos de cariño en la espalda.
Le gusta su comida en su plato, y los lunes en su lugar. Le gusta sentarse en la ventana y mirar mariposas y todos las noches de verano a las nueve en punto sale en busca de bichitos. Ella es una gata.
Ella es mi gata. Y aunque es un gato, tiene una personalidad que no se imaginan; cuando se enoja me da la espalda y se rehusa a darme una palabra, simplemente elige hacer silencio. No es muy "de charlar", no es una charleta como loro de barrio o gallina de corral. Ella dice lo justo. Ella sabe cuándo hablar. Ella es mi gata, mira por la ventana, huele flores y se relame los bigotes al ver pasar pájaros. Juega horas y horas con un palito y una flor. Ella duerme al sol, en el sillón y en un almohadón.
Ella es mi gata, ella es un gata. Ella no es cualquier gato, es mi gata y la adoro.
Después me dicen que el perro es el mejor amigo del hombre... pero y qué hay del gato???

7 comentarios:

Shang Yue dijo...

me gustan los ojos de tu gata, creo los tengo como ella.

yo también ando de puntillas, por el piso, por el dobladillo de sentimiendos de mi amante... me gusta parecerme a ella.

BLUEKITTY dijo...

los gatos son animales muy sensuales y sus miradas suelen esconder misterio, o no?
Mucha gente no sólo les gusta sino que quieren parecerse. Yo sueño y me invento otras vidas en la que fui gato. Tal vez vos también.
saluditos

Milecy dijo...

Hola peque!!
Ayyyy miá a mi los gatos no me simpatizan...
Será porque las sheguas se llevan bien con los perros???

Pero, el relato de la tuya es maravilloso!!!!


Besos nena!!!

Crazygirl dijo...

Me gustan los gatos porq son hermosos...pero solo de lejos...soy muy alergica a ellos.
Q linda tu gatita!!!
Por aca esta haciendo mucho calor, lloviendo muchisimo y hoy comenzando con la temporada de huracanes.
Besos Kitty, q tengas una linda semana !!!

BLUEKITTY dijo...

Milecy: no te gustan los gatitos???? uhhh, qué yegua ;)

jajajaj, chistecito malo. Saluditos.


crazygirl: qué lástima que seas alérgica a ellos, qué harás cuando puedas conocerme ;P

saludos y buena semana chicas.

Dr. J dijo...

Qué hermosa gata que tenés!

BLUEKITTY dijo...

Dr J: jajaja, gracias por el cumplido. La tengo acá a mi lado sentada al lado del monitor toda colorada por lo dicho ;)