un poco de relax


Llego de la calle, afuera hace mucho calor. Me siento algo cansada, no creo que haya mejor sensación que se le iguale a la que siento al sacarme los zapatos y cambiar de calzado (algo más cómodo, algo para la casa) o simplemente quedarme descalza. Me quedé pensando que pronto se termina lo que resta de vacaciones que implica al menos para mí, horarios flexibles. Un horario flexible te permite juntarte con amigos, salir a caminar, ir de comprar por el centro de la ciudad, tomar una cerveza a la nochecita mirando el cielo estrellado o organizar asados todos los fines de semana. Me permite levantarme tarde, que es lo mismo que quedarme despierta hasta tarde y me permite también dormir siesta, algo que me encanta. Me permite leer libros que no sean de estudio y me permite dedicar tiempo a escribir, como lo hago ahora en mi blog, escribir tonteras, lo que se me cruze por la cabeza. Me permite dedicar tiempo a mi chico y me permite tiempo para pensar sorpresas para él, esas de detalles pequeñitos que me parece le demuestran lo mucho que lo quiero.
Pienso que mejor me apuro, antes que llegue nuevamente el año lectivo, el año de trabajo, el año de obligaciones y nada de tiempo, el año de poca diversión y muchas tareas urgentes, el año extenuante por delante.
Mejor me apuro, ya casi se van los días de calor y ropa liviana, ya casi se van los días de mucho tiempo por delante.
Mejor me quedo en ropa interior, me siento más liviana, mejor me saco el calzado y quedo descalza, me siento más cerca de todo, siento el frío del piso de la casa. Me preparo una taza de té, trato de vaciar mi mente, al menos de pensamientos urgentes o feos. Me siento al lado de una ventana, la abro y dejo que entre el aire fresco de verano, incluso siento una leve briza que reconforta, que me avisa que el verano ya casi se va. Me siento y miro el cielo, empiezo a volar por otros lugares, a imaginar. Miro a mi gata y pienso que no hay mejor compañia que ella junto a la taza de té.

7 comentarios:

Vicky dijo...

Estamos igual, llegue me descalze y la ropa se fue yendo despues de un dia de larga caminata por el centro..y si..a disfrutar esta semanita q nos queda blue! y los ultimos dias de calor.

Un besote!!!

Crazygirl dijo...

Kitty...como te extra~e hoy!!
Quisiera volver a esos tiempos en los q estaba en la universidad y tenia vacaciones.....ya cuando entraba diciembre sentia como "olia" a vacaciones...la brisa del invierno, el olor a rio y a mar....q momentos aquellos!!!
Q disfrutes mucho el tiempo q te queda de descanso..
Besos!!

BLUEKITTY dijo...

Vicky: tú lo has dicho, a disfrutar.

Crazygirl: no me digas eso que me pongo colorada ,)
No necesariamente son vacaciones como las que sí tenía de niña, tres meses a puro juegos y helados y paseos al campo con la familia. Daría todo por volver a esas edades, al contrario en vacaciones siempre estoy riendiendo materias así q no es tan vacaciones que digamos. Pero sí es tiempo flexible en el que puedo hacer las cosas que enumeré en el post.

Muchos saluditos.

bilardeta dijo...

Holaa permiiiiso...
Miré, lei, reí, pensé, imaginé,dudé, añoré...
muchas sensaciones, quiere decir que me gusto tu blogg

espero pases por el mio

será hasta la proxima

la fairy azul dijo...

tus descripciones de las obligaciones cotidianas cuando se termine el verano me ha depauperado por completo. recuerdo que a tu edad llevaba una vida muy agitada. trabajaba, estudiaba, escribía, viajaba cada vez que podía. era una locura. locura deliciosa.
besos

Agostina dijo...

El relax es TAN placentero (y necesario).

BLUEKITTY dijo...

Bilardeta: pues gracias por la invitación. Y gracias por pasarte.

fairy azul: y dice por ahí que hay que aprovechar la vida al máximo.

Agos: toda la razón!