reyes generosos


Los Reyes Magos (también conocidos como los Magos de Oriente) es el nombre con el que tradicionalmente se denomina a los visitantes que, tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acuden desde países extranjeros para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra. En muchos países (en especial los hispanohablantes) los tres Reyes traen los regalos que los niños les han pedido en sus cartas durante la noche anterior a la Epifanía.

El nombre de magos proviene del latín "Magi". Este término, sin tener el mismo significado que el actual, era un título que se le daba a las castas sacerdotales del zoroastrismo. Como parte de su religión, estos sacerdotes tomaban una especial atención a las estrellas, y ganaron una reputación internacional por la astrología. Supongo que de ahí sale lo de la estrella de Belén.


Recuerdo todavía que de niña me emocionaba mucho todo el proceso de preparación para esperarlos: juntar un poco de pasto en papel de diario y ponerlo cerca al árbol de navidad, un recipiente bastante grande con agua para tres camellos y los zapatos de todos cerca del árbol también. No recuerdo bien a qué edad descubrí la verdad. De alguna manera inocente me hubiese gustado seguir creyendo en algo tan mágico como esto, más allá de los regalos no hay nada mejor que la inocencia con la que los niños creen.


Yo en mi caso pedí una entrada para ir a ver a Radiohead a Baires pero no he encontrado nada :( no sé si es por mi edad adulta, no sé si es por mi incredulidad o si es que me he portado muy mal en estos días. ¿Y ustedes estimados lectores, han recibido algo?

5 comentarios:

Roky Rokoon dijo...

no me trajeron nada ufaaaa

besos

Adolfo Payés dijo...

Feliz días de reyes por allá..

un saludos fraterno de siempre

Dr. J dijo...

Yo tengo casi 22 años, y todavía recibo regalos, aunque un día tarde y con motivo de mi cumpleaños.

BLUEKITTY dijo...

No sé si es a propósito, pero encima de no recibir mi regalo de reyes hasta hoy ha sido un día de MI-ER-DA !!!

Franky dijo...

Me olvide por completo que era reyes, pasó sin pena ni gloria...