pensamientos

Estaba pensando, cuánto tiempo puede llevarnos conocer realmente a las personas? No sé si les haya pasado, pero he conocido tanta gente y muchos de ésos ya no están. ¿Cuánta gente han conocido que se ha quedado a mitad del camino? Gente que por esas casualidades locas o extrañas, más bien inesperadas, de la vida se cruzan en tu camino. Por x motivo se te acercan y de algún modo llegan a tocar algo en vos. Puede que sea el comienzo de una amistad, eso es lo que todos pensaríamos. Pero pasado cierto tiempo, ves cosas que no estaban ahí antes, o los ves de diferente manera. Te sorprenden. No siempre de la mejor manera. La gente es extraña. Un día te levantás y ves otra faceta de ellos, otra cara, tal vez la verdadera. Cuando los días son color rosa, todos están ahí, rien, cantan, bailan, comen y vuelven a reir. Sentís que de alguna manera podés confiar en ellos, que siempre estarán a tu lado. Hasta hay momentos en que gustosos te "prestan" un oído y hasta el hombro! Pero cuando "las papas queman" (frases extrañas también si las hay), la gente es egoísta, no son amigos de nadie mas de ellos mismos. Tantas ocasiones en que la gente se llena de tarjetas y regalos en el día del amigo y cuando el amigo llama, hacen oídos sordos. Tenés por ejemplo, esa gente que no para de hablar de sus problemas, y los escuchás. Terminado el extenso repertorio de quejas, se despiden y siguen su camino, vos te quedás pensando en qué momento te preguntaron cómo estás o siquiera salió un pequeño "hola" de sus bocas. Gente que te llama cuando hay problemas ( no tus problemas, para ésos no hay tiempo) y/o necesitan un favor... a veces sólo un favorcito... pequeñito. El típico, no sé si sea una de esas modalidades argentinas o sea algo internacional, "te llamo y vemos de hacer algo".... nunca esperes que llamen; bueno, a menos que tengan un problema. No sé si se trata de crecer y aprender a diferenciar quién es amigo y a quién llamás o considerás amigo. A veces, muchas veces, comienza a molestarme ¿qué? comienza a molestarme esa rara sensación de siempre darme con la pared, de confiar en el que no debo. Dar al que me deja sin nada al irse. En mi vida llamé muchas veces y con facilidad amigos a gente que tan sólo transitó por mi ruta un tiempo, luego la vida o vaya saberse por qué, cada uno tomó rumbos diferentes. Esto me pasó muchas veces en mi adolescencia. Pensé que estas cosas se aprendían con la edad, la experiencia, el caminar, el vivir. Parece que no, hace unos días me di cuenta que dos personas a quienes tenía en esa lista, cada vez más reducida, de amistad, no eran amigos después de todo. Ahora no sé a dónde "colocar" a estas personas, será en la lista de conocidos? Esos a quienes les sabés el nombre, a quienes los tenés en la agenda, quienes vienen a alguna reunión en común, a quienes hasta a veces ves a diario por razones de estudio o trabajo. Ésos que hasta han compartidos muchos momentos con vos. Sin embargo, extraños al fin. ¿Por qué? Porque no les conocés el alma, tan simple como eso. Lista de conocidos. Lista que crece y crece.

10 comentarios:

Rol dijo...

Mh... soy de la idea de tomarlo con "naturalidad", si las personas dejan de estar a nuestro lado o nosotros nos vamos a otro (y no hablo geográficamente, claro) es porque las cosas son así... no hay que hacersa mayor problema... el egoismo propio o ajeno, separa... y está bien que separe.

BLUEKITTY dijo...

rol: quisiera entenderlo o verlo al menos desde ese lado, pero no. Supongo que todo en la vida es sobre lados... todo depende desde dónde esté uno y desde dónde se lo mire.

Roky Rokoon dijo...

a veces toda una vida no alcanza
a veces con una mirada ya sabes todo de la otra persona

Je! dijo...

Y... todo es experiencia, hay gente que se sube a tu tren solo para ir un par de estaciones, y los amigos verdaderos viajan con vos hasta el fin del mundo. Lo bueno es poder ver que tenes al menos a una persona que te acompaña hasta el fin. Los demas habran sido buena compañía en su momento, pero tachar de la lista tampoco es algo malo.

BLUEKITTY dijo...

Roky: qué sabiduría señor!

Je: supongo es parte de crecer y cambiar, como todo en la naturaleza. Pero tenés razón y valorar aunque sea a ese "uno" que tenemos para confiar... por suerte hay más de uno en mi vida =)

Franky dijo...

Uno de mis mejores amigos me consideraba simplemente un "compañero de la escuela" durante nuestros primeros dos años de amistad. Nos veíamos todos los fines de semana, pero siempre me presentaba como eso, "un compañero de la escuela". Es muy duro.

Vicky dijo...

Siempre es bueno conocer facetas nuevas de la gente.Aunque te desilucionen, siempre es mejor conocer realmente al otro.Duele, pero es beneficioso a futuro.

Un besote

Julieta dijo...

La verdad es que, me pasó eso, estoy en la adolescencia y me doy cuenta que muchas personas, en realidad son eso, conocidos, gente a la que alguna vez consideré amiga, que hasta, como vos decís, les conté mis cosas, pero... en un momento dado la vida se encarga de decirte quién es quién. Y a veces nunca te diste cuenta, o a veces te enterás demasiado rápido. Beso suerte,

Adolfo Payés dijo...

Wow es muy cierto lo que escribes, me vinieron a la memoria tantos que conozco y ya no estan...

saludos fraternos gracias muy bello post...


un abrazo fraterno con mucho cariño

BLUEKITTY dijo...

Adolfo: gracias.