El es una infusión de las hojas y brotes de la planta del té
(Camellia sinensis). La palabra proviene del chino茶, que tiene varias pronunciaciones según el dialecto chino utilizado. De ellas, dos se exportaron a otros países: "cha" y "te". Algunas lenguas tomaron la forma "te", como el español o el inglés, y otras tomaron la forma "cha", como el japonés, ruso o portugués.


El té puede ser una pausa entre libros, acompañar una peli o justo como en este instante antes de ir a dormir ser un buen momento. Ahora sí termino mi taza de té y me despido.

pd: en realidad entre mis gustos personales prefiero una taza de café aunque también me gusta el té =)

2 comentarios:

Una entre Mil dijo...

Me tomo cinco minutos... me tomo un té :)
La pausa son 5 minutos y La Virginia es el té...

A mí me encanta "cha", en Brasil le dicen así.

BLUEKITTY dijo...

había olvidado ese comercial,bueno y sencillo como pocos.Te recomiendo una taza de té para acompañar estas historiestas o más bien mini-historietas

http://www.dosisdiarias.com/search?updated-max=2008-04-30T00%3A31%3A00-04%3A00&max-results=7

jaja me han matado de la risa =D