relaciones humanas


Muchas veces en la vida uno se acerca a X persona por tal y tal característica, por ejemplo la forma en que se le arruga la nariz a alguien al sonreir o así mismo por el sonido que emite al reir o por la forma en que cuenta cada detalle de sus historias....luego al pasar el tiempo, inmersos en el día a día junto al implacable tiempo que pasa comenzamos a odiar,NO SOPORTAR la forma en que se le arruga la nariz, odiás a la persona por el sonido inaguantable de su risa y cuando comienza con sus historias lo único que se cruza por tu cabeza es que se cierre la boca de una buena vez. ¿Por qué?
¿Hay pociones mágicas para el amor? ¿Hay reglas a seguir para que las relaciones se mantengan igual? Desde el comienzo de los tiempos las relaciones son lo más difícil de aprender a llevar...todos tenemos defectos pero no logramos aceptar el "espejo" que nos puede mostrar el otro. El amor de por sí creo es bastante complicado,pero ése es otro tema, ahora también descubro que las amistades no son lo que parece, padres-hijos, hermanos, jefe-empleado (bueno creo que ésa ya es cosa perdida), colegas etc etc ETC. ¿Hay pociones mágicas?Y una duda peor me asalta....¿por quéal irse esa persona lo único que logro recordar es la forma en que se le arrugaba la nariz al sonreir y escuchar ese sonido al reir se convierte en un anhelo???


Quiero ver, quiero entrar,
nena, nadie te va a hacer mal,
excepto amarte.
Vas aquí, vas allá,
pero nunca te encontrarás
al escaparte.

No hay fuerza alrededor,
no hay pociones para el amor,
¿dónde estás?, ¿dónde voy?
Porque estamos en la calle de la sensación,
muy lejos del sol, que quema de amor.

Te doy pan, quieres sal,
nena, nunca te voy a dar
lo que me pides.
Te doy Dios, quieres más,
¿es que nunca comprenderás
a un pobre pibe?

Esas motos que van a mil,
sólo el viento te hará sentir,
nada más, nada más.
Si pudieras olvidar tu mente frente a mí,
sé que tu corazón diría que sí.

4 comentarios:

Eristarco (Ricardo Garavito) dijo...

En la diaria guerra por capturar a través de nuestros sentidos nuestras voluntades, hay un alguien en estado de melancolía y un anhelo latente siempre. A veces se ve mejor con los ojos cerrados y...no te lo puedo decir diria Liliana Felipe, porque ya sabemos que el otro sabe adentro y que solo debe buscar.
Es que hay risas que son muy bellas de todos modos...jejeje
Y hay risas que nos recuerdan todo no?que son bastante más que risas.

rama dijo...

Es como los chicos, quiero lo que no tengo y cuando la tengo no lo quiero, ese eterno problema de poseer todo y no aceptarlo desde el principio. Voluntad de poder a cualquier precio, lo mágico es, un momento seguimos adelante hasta volver a sentir otro anhelo!.
Saludos.

Una entre Mil dijo...

Todo un tema, amiga mía.
Un tema para tratar una modorra entera comiendo chocolate y después hacernos una siestita...
Sabés a qué me hizo acordar? a una sabia reflexión de Maitena, no recuerdo exactamente las palabras, pero sí el contenido, y era que las mujeres queremos levantar un Che Guevara pero después le queremos afeitar la barba, you know.

Atte. Jí... dijo...

me gustó el blog..
saludos