mujer

Últimamente me he interesado por novelas de época o películas del género, como se les dice generalmente, donde se presenta en la literatura como personaje principal a lo que se denomima como "heroina". Se incluye a la mujer dentro de la literatura y se le da un papel importante por primera vez a diferencia de siglos anteriores donde o ni se la nombraba o sólo podía ser un elemento secundario, donde el hombre era el héroe de toda historia.
En estas historias de mujeres, a la heroina se la presenta como alguien inteligente y con "cosas por decir" lo que la convierte en centro de atención y de escándolo, épocas donde no correspondía mostrarse rebelde o donde la expresión de los sentimientos como gritar a todo pulmón, reir desde el centro del estómago o llorar de más o incluso fantasear sobre sexo era algo que se oponía a las reglas de la etiqueta. Incluso ser inteligente era algo muy mal visto ya que lo único que se les pedía era belleza, una buena voz para cantar, o buena mano para coser o hacer manualidades o tal vez la cocina y donde por sobre todo se les exigia NO pensar ya que no era algo bienvenido en las sociedades donde se desenvolvía la historia. La inteligencia en la mujer se lo ve como algo peligroso para un marido incluso en la literatura. Mujeres apasionadas y listas para amar y ser amadas, soñadoras, y de buen corazón. Inocentes a la malicia de los intereses de una época en particular. Representaban el principio de una ¿ligera? contradicción; queremos ser bellas musas, inalcanzables princesas capaces de todo, incluso de desear lo mismo que los hombres y pensar lo mismo, pero con grandes ansias de contraer matrimonio con el héroe de la historia. El mejor prospecto si era posible.
Por otro lado, las mujeres que, por ejemplo, compone la famosa Maintena son mujeres exitosas o no tanto, que estudian y trabajan, independientes y por sobre todo una mezcla contradictoria de Odio a los hombres, pero no quiero morir soltera!  Mujeres que no temen llorar y gritar si es necesario. Mujeres que entienden que hay que pedir lo que una necesita y que no hay que darse por vencidas. Una mujer que va al gimnasio, que se depila, pide turno con la ginecóloga, tiene citas a ciegas o cibernéticas o es madre y esposa, es amiga, hermana, cuñada, y empresaria o hippie-artesana moderna. Todo en una línea temporarl de no más de 24 horas y tratar de llegar a cumplir con toda una agenda de mujer ocupada sin fracasar en el intento y por supuesto sin llegar al borde de los nervios y agarrarse de los pelos!

 Me pregunto sobre nosotras las mujeres de estos tiempos y me pregunto qué tenemos en común tanto de una heroina del siglo 17 o de una heroina al mejor estilo Maitena. ¿Nos parecemos en la realidad?
La verdad, no sabría con cuál identificarme...

6 comentarios:

Crazygirl dijo...

Un poco de las 2.....

grettel j. singer dijo...

estoy de acuerdo con crazy. pero por suerte nací en este siglo, no hubiese resistido las demandas...

BLUEKITTY dijo...

chicas rebeldes?? ;P

BLUEKITTY dijo...

Pensaba también en el romance y la falta que a veces me hace, y pienso que no encajo en estas épocas... no sé si en alguna.

Shang Yue dijo...

yo sigo viendo a las mujeres de Ibsen por la calle.
incluso alguna fémina publicitaria me devuelve, en ocasiones, la esencia del retrato ovalado de Poe.

BLUEKITTY dijo...

"Casa de muñecas"... algo pendiente en mi lista.

¿Y vos, cuál de esas sos?