anhelos



El otro día en la televisión, me enganché en el canal I-sat con una seguidilla de cortos algo extraños u originales si se quiere. En uno de ellos, se desarrollaba una historia dentro de un cumpleaños de niños. La escena estaba muy bien hecha, parecía uno de esos cumpleaños de barrio, como los que tuve de pequeña. Globos, torta, amigos de la cuadra y del colegio, un payaso (aunque siempre los odié y hasta miedo me daban pero a mi mamá le parecían lindos y los demás niños enloquecían con un payaso) chizitos y palitos, caramelos y una piñata. Me acuerdo de esos días y nunca creo volví a pasarlo tan bien. Me acuerdo esas tarjetitas de invitación con diferentes motivos que nos daban en el recreo algún compañero para invitarnos el fin de semana siguiente. El punto es que me acordé al ver este corto, del cotillón: esos vasos y platos de cartón con dibujos. Me quedé pensando si ahora todavía se usan esos platos. Todo esto me hizo, una vez más de entre millones de ganas, volver a ver el mundo con ojos de niño. Como no se puede volver el tiempo atrás, queda sólo como un simple anhelo de lindos momentos. Me acordé de este tema, dos versiones de las muchas que hay. Acá los dejo con ambas para su elección y disfrute. Ya es viernes, la puerta hacia otro bendito fin de semana. Ya dentro de poco se aproxima el cierre de otro año. Igual seguimos ( de momento) siendo jóvenes y con todo un fin de semana por delante, o toda una vida por delante.






5 comentarios:

iL Hell Dogma dijo...

si yo tambien muchas veces he deseado ver el mundo con ojos de niño, muchas veces no encontramos la solucion a los problemas y situaciones precisamente por no tener una vision mas pura.

que buen post.

que tengas un excelente fin de semana, ciertamente tenemos una vida por delante.

Franky dijo...

Yo vi dos cortos asi en el bafici. Uno estaba dirigido por celeste cid (o dolores fonzi, no me acuerdo) y el otro creo que eran cordobeces o algo asi. Eran esos?!

Emiliano Orlando dijo...

Dicen que los nños son grandes filósofos no?? A medida que crecemos dejamos de cuestionar, de preguntar y lo peor de todo es de ser inocentes...

Excelente post!

Orlando.

Je! dijo...

Se puede volver a mirar con ojos de niño igual, hay que proponerseló, salir de la rutina, de la racionalidad un rato y volver a mirar así.

Saludos querida :)

Horacio dijo...

muy bueno el tema y el post

existen de esos platos y vasitos, incluso mejores que los de antes

pero ya somos grandes :(