complicadas


El otro día aprendí que a los hombres no les gustan las mujeres complicadas; las prefieren simples, fáciles de entender y por qué no de llevar. Sería como compararnos al proceso de ensillar a un caballo manso a otro salvaje y lograr convencer al segundo de que está bien que no tenga el control y que debe hacer lo que se le pide. Acostumbrarse al sonido de una orden o a la sensación de los estribos y bozales y riendas, etc. Pues una mujer simple no te trae problemas. Eso es lo que dicen.
Una mujer llena de rulos o el pelo lacio todo despeinado; una mujer llena de ideas en su cabeza; miles de palabras a punto de salir de su boca; sin importar lo peligrosas que puedan ser esas palabras; su sexo y su cuerpo llenos de vida y demandantes por cierto; apasionada y desafiante, lista para sentir todo y experimentar lo que se presente.Y por sobre todo nunca callarse nada, no son esas mujeres que pretenden o juegan a calcular. Pero todo este torbellino puede asustar a más de uno y llevarlo a pensar que así no se puede.
Una mujer de cabellos bien peinados y su vestimenta tan pulcra como se pueda; que sus deseos y sueños no sean demasiado locos, que no lleguen demasiado lejos (así se pueden cumplir); que sus palabras sean cuidadosamente pensadas antes de salir al mundo; que no guste de gritar con ambos pulmones o de reir a carcajadas desde el centro de su estómago porque simplemente estas cosas no encajan en sociedad. Una mujer cerebral, exitosa y simple. Esto es lo que muchos considerarían de una mujer centrada y eso es lo que se pide de una. Nada de dudas, de errores, y de metidas de pata. Nada de sueños ni lágrimas ni gritos ni pucheros. Una mujer perfecta las 24 hrs del día porque no nos está permitido fallar! Las revistas y sus portadas nos lo dicen.
Una soñadora no es precisamente lo que se necesita en estos tiempos.
Y yo me pregunto si seré difícil...

9 comentarios:

E m e dijo...

yo soy un desastre y alguien me ama y somos muy felices

animo señorita =)

BLUEKITTY dijo...

Pues la mayoría del tiempo me siento un desastre... y alguien me ama también y no lo entiendo si es por mi desastre o apesar de mi desastre.

saludos y gracias por pasar

El Diablo Des. dijo...

A mí me gustan delgadas y piernudas de Hardware e indomables, inteligentes, sangronas, caprichosas, seguras e imposibles de entender de software.

Adolfo Payés dijo...

Mmm hay tanto que decir.. en esto.. pero comprendo tu articulo..

Un gusto leerte

Saludos fraternos
Un abrazo

BLUEKITTY dijo...

diablo: wow, qué características... qué mujer!

adolfo: pero nada me dijiste....

¿¿?? jajaja

saludos a ambos

Atenea dijo...

Creo que los hombres no saben lo aburrido que es un jarrón.

BLUEKITTY dijo...

Atenea, debo confesar que tu comentario me ha perdido jajajajja y ha hecho reir. Aun así creo que yo tampoco entendí ;P

saludos

El Diablo Des. dijo...

¿Un jarrón como decir que un trofeo? Me parece genial este comentario de Atenea.

BLUEKITTY dijo...

Sigo sin entender, así lo creo yo, pero sí, un jarrón puede ser tan aburrido pensandolo bien :s