pasión

Siempre escuché de muchos, casi como una frase trillada, que la rutina mata la pasión. Lo mejor siempre es no dejarse llevar por frases hechas y uno mismo comprobar la veracidad de un enunciado; comencé a pensarlo cuando hace un par de findesemanas atrás había un ardiente deseo en mi interior de vestir ropas tan cómodas como un piyama, comer comida anti-light como un lomito seguido de helado, y meterme en la cama acurrucada con mi chico en posición cucharita y con las frazadas hasta la nariz. La líbido no estaba por ningún lugar aquella noche y menos debajo de la cama!
Me quedé pensando en esto días pasados y comencé a preguntarme si la líbido alta o baja es un elemento válido a la hora de evaluar una relación. Si la cantidad se relaciona con la calidad y el estado de una relación. ¡Tema jodido!
Al parecer, muchos hombres dicen que para ellos no presenta ningún problema tener sexo en cualquier lugar y de cualquier manera, y que el deseo siempre está. Ellos dicen que las mujeres son las que no quieren. Esta frase hecha y dicha me molestó. Entonces comencé a preguntar a cuanta mujer se me cruzaba una mini-encuesta sobre por qué creen tener la líbido baja o alta: muchas me respondieron que lo que las incentiva a querer tirarse sobre sus hombres cuan féminas en celo, es el romance. El romance y los detalles les despiertan la líbido y despiertan la pasión. Paso a explicar la diferencia: si bien en las mujeres en general el sexo se relaciona con lo emocional y suelen ir de la mano, en los hombres (en la mayoría) pareciera que poseen un tipo de "interruptor on-off" que pueden activar donde les plazca y el proceso consiguiente se describe como "bajate la ropa, penetración, orgasmo, subite la ropa (notese que ni siquiera se le pide sacate toda la ropa, con un leve acceso está bien) volvemos a lo que estábamos haciendo, FIN. Por el otro lado, las mujeres a quienes les pregunté confesaban extrañar todo lo que implica el romance; al parecer el romance va de la mano con la pasión, al menos para el sector fememino. Una cena romántica, una actividad especial compartida, besos, caricias y masajes o un baño juntos pueden subir la líbido en las mujeres y convertirlas en mujeres apasionadas y listar para disfrutar del sexo. Los detalles son fundamentales entonces a la hora de mantener la llama viva como se suele decir. El punto sería que somos diferentes (una vez más). Sin embargo, no creo que sea exactamente el caso, porque en épocas anteriores y no tan lejanas, se asociaba la falta de deseo sólo a la mujer. Se relacionaba con la represión que ejercía la religión en muchos ámbitos y el pecado, los qué dirán sobre la reputación de la mujer y miles de incongruencias más. En estos tiempos se sabe que no es un problema de la mujer como muchos hombres dicen (ellas nunca quieren!) y que causas como el estrés y un estilo de vida no adecuado pueden influir en la líbido. También en muchos casos la falta de autoconocimiento lleva a la falta de deseo porque si no sabemos lo que queremos, lo que nos gusta, lo que no nos gusta, lo que nos calienta y lo que no, cómo vamos a decirlo a nuestra pareja? El autoconocimiento es fundamental para nuestra sexualidad y la masturbación suele ser una manera muy práctica y natural para conocernos y aumentar nuestro deseo sexual.
Los problemas diarios y el ritmo de vida se meten a la cama con uno y por esto ya no es creíble decir que la líbido baja es de la mujer exclusivamente. Además se supone que pueden ser períodos en la vida de una persona, porque si es algo frecuente siempre es mejor consultar con un médico.
Pero acaso los hombres no necesitan de mimos y caricias, de que se les dedique momentos y la debida atención para mantener la pasión? Entonces vuelvo a preguntarme si me baso en la hipótesis inicial de que los hombres siempre tienen la líbido alta y son extremadamente pasionales en sus vidad sexuales, por qué suelen perder el interés o deseo por sus parejas y en ciertos casos se sienten impulsados a buscar algo nuevo?? Por esto me pregunto si en vez de culpar a la rutina como la asesina de la pasión, se debe culpar a la monogamia. Siempre pensé que culturalmente nos forman como monógamos, porque lo natural es que seamos seres simplemente sexuales, y que etiquetas como heterosexualidad u homosexualidad, monógamos o promiscuos, son productos del hecho de vivir en sociedades. Si bien yo vivo mi vida como monógama y elijo serle fiel a mi pareja, pienso que la monogamía a veces puede influir en la pasión. Puede ser para bien o para mal, depende de cada uno supongo. Y acá es donde comienzo a desenredar la madeja de hilo de pensamiento: no sé si sea algo de género o algo específico, pero creo que la creatividad y el cuidado diario de algo es lo que lo mantiene vivo. Pueden ser diferentes alternativas segun el gusto personal de cada persona: puede pasar por las llamadas segundas lunas de miel, el sexo tántrico o los famosos encuentros de swingers, lugares nuevos y frescos, técnicas o elementos novedosos (juguetes), todo lo que nos pueda valer para mantener vivo el amor, la pasión, el interés o como cada uno quiera llamarle.  El que nos interese algo, es ponerle empeño, dedicar y dar lo mejor de nosotros mismo y que sea a diario. Un trabajo al parecer no para todo el mundo.

13 comentarios:

carlos dijo...

es un gran placer leerte sos un sol besos

Syd dijo...

Muy buena reflexion sobre el tema, y bueno, obvio que es mito eso de que solo ustedes sean "desganadas" a nosotros nos llegan nuestros momentos, quiza menos y quiza por situaciones mas variables, pero de que nos pasa, eso seguro.

Genial tu blog y tus escritos una maravilla, entre porque no pude resistirme al leer el titulo, pero todo el blog fue un buen hallazgo.

Un besote!

BLUEKITTY dijo...

Carlos: gracias por los cumplidos :P pero la verdad, siempre prefiero que quien pase, opine sobre lo q se está hablando. Por eso es que publico pensamientos en un blog público. Las opiniones distintas a las mías y puntos de vista nuevos, me ayudan a crecer.

saluditos

Syd: muchísimas gracias por pasar y sí, es un mito porque la mayoría de las generalizaciones terminan siendo mitos e historias urbanas.

saludos y podés pasar cuando gustes =)

carlos dijo...

siempre lo mismo aburre por eso las parejas deben de salir de la rutina de vez en cuando salir a cenar , al cine como cuando eran novios deben de tener detalles uno con el otro de repente escaparse a un hotel con jacuzzi tomar una copa juntos ir a bailar no hay que dejar que se muera la pasion y el amor besos

Shang Yue dijo...

la pasión tendría que ser independiente de nosotros, tener vida propia, de esa forma no se vería afectada por la vida diaria, los agobios, el cansancio, etc. etc.

pero no, es dependiente de nosotros, y también del objeto que tiene que generarla

difícil opinar cuando, siendo yo lo que soy, la pasión es mi razón de existir

Luna dijo...

Coincido en general con tus dichos. Nos acostumbramos a nuestros compañeros y el considerar que la relación está segura nos hace olvidar que hay que cuidarla a pesar de eso. Diría que somo un poco haraganes en esas cosas.

Besos

BLUEKITTY dijo...

Carlos: no sé si siempre lo mismo aburra dependiendo de qué es lo mismo, porque si lo mismo es en general dedicación mutua, están de diez. Si lo mismo de siempre es nada, o es algo malo, o pobre, es aburrido entonces.
Aunque incluso cuando todo parezca andar sobre ruedas un poco de sal y pimienta nunca vienen mal.

Muchos dicen que en lo variado está el gusto, pero a otros apegarse a una buena rutina es lo que los hace felices. Asi que medio difícil generalizar.

Shang Yue: si te definís y vivís como ser un ser pasional puede tener sus pro y contras. La pasión asociada al sexo es genial, pero a veces la pasión es la que nos hace presos de lo que sentimos y es difícil manejarlo. Me suele pasar que me dicen que no sea tan pasional, que intente ser cerebral.
Por mi parte creo que sentir la vida, más que pensarla o incluso observarla es mucho mejor. Es más intensa.

Luna: siempre me dijeron que la compare con el riego de una planta o el cuidado y alimento de una mascota. Si te llegas olvidás, ni pensar en las consecuencias de la pobre planta o animal!! Jajaj. Pero al parecer de las relaciones y sus cuidados diarios sí nos olvidamos en general.

saludos gente y gracias por los aportes.

Dr. J dijo...

Yo insisto con que las mujeres no tienen deseo.
Y agrego que son todas una malas personas. :P
Rechazan a quienes son atentos con ellas, y se van con quienes las maltratan. ¬¬

Besos!

BLUEKITTY dijo...

Dr J: y si probás tratandolas mal??

Las mujeres sí tienen deseo y mucho en ciertos casos, y en otros, cuando no demuestran deseo es porque el hombre no suele saber cómo estimularlas. Obvio estamos hablando de mujeres normal en la media y no de mujer con algún tipo de trastorno emocional o físico. Eso es otro tema.

gretteljsinger dijo...

a mí que me frieguen los platos y ya verás qué romántica me pongo y cómo me sube la lídido...

un besote kitty,
he regresado de las tinieblas. mua

BLUEKITTY dijo...

Grettel: si estás escribiendo de nuevo, pasame tu link. Besos y bienvenida.

Marcelo dijo...

Excelente texto! Por supuesto que cuando ponemos empeño y cuidado en algo, las cosas suelen resultar mejor pero...no se pierde naturalidad así?
Por otra parte cuando los hombres se empeñan en ser románticos no implica que automáticamente sus relaciones mejoren. En el mismo sentido si la mujer se pone perra como supuestamente es del gusto masculino, tampoco implica que el tipo deje de mirar para afuera si ese es su deseo. Qué difícil es todo esto, no? Pero muy buena tu reflexión.

BLUEKITTY dijo...

Marcelo: no sé si se pierda naturalidad, pero tus ideas me han dejado pensando. Desde ya que es difícil, pero creo que el dicho cada casa un mundo, queda perfecto para las relaciones: cada relación, un quilombo diferente :P

Pero valen la pena.

saludos