mmmm.... uff


Seguro que muchos de ustedes han escuchado alguna vez el concepto de la comida afrodisíaca, básicamente se cree que ciertos alimentos además de poseer proteínas o vitaminas que nos alimentan, pueden tener ciertas propiedades que despiertan el apetito sexual. No sé si esto sea mito o no, pero sí es cierto que en muchas culturas no occidentales se le presta mucha atención al tema de la comida vista como un arte. En nuestra cultura es algo más bien como un proceso, mera acción de ingerir alimentos y que muchas veces se apura y a la cual no se le presta atención; graso error creo.

Pienso que la comida y el sexo pueden considerarse como unos de los placeres mayores del hombre y que por tal razón podrían ubicarse en el campo del arte; buscar la manera de disfrutar de los procesos y poner todo nuestro "corazón" en realizarlos. Recuerdo que me han dicho y lo he comprobado, que si uno cocina con amor, con dedicación a alguien, la comida sale mejor. Muchas veces puede que el ingrediente secreto sea ese esmero para ofrecer algo bueno al ser amado. Muy por el contrario, he probado comidas que han sido preparadas con mala onda, con desgano y el resultado a sido nada apetitoso ya que creo que las malas vibras podrían influenciar todo el proceso afectando el resultado.

Entre los alimentos que se reconocen con estas propiedades, el primer lugar se los llevan los frutos de mar como el calamar o los pescados en general. Las almejas son unas de las más populares, pienso yo que les recuerda a ellos algo muy conocido ;)
También las carnes rojas con diferentes hierbas y se dice que las salzas con champiñones, no sé si sean los hongos. Infaltable también los vinos y los postres. El alcohol en sí nos ayuda a desinhibirnos y los dulces, bueno, nos ponen algo golosos!! En preferencia, al menos para mí, el chocolate.

También es típico prestar atención a los ambientes ya que muchos lo olvidan. Prestar atención y dar dedicación a los espacios donde más tiempo pasamos. Luz tenue, colores cálidos o rojos apasionados, perfúmenes no sólo en nuestros cuerpos pero también en el ambiente; preferentemente esencias naturales y no artificuales. Demostrar amor al decorar un ambiente para el ser/ seres queridos. Creo que somos seres muy positivistas, (refiriendome al positivismo= experiencia sensorial )y por ende es cierto que si nos estimulan los sentidos reaccionamos.

De eso se trata al preparar comidas que nos despierten el apetito, que nos llamen la atención con sus colores y sabores, poner atención a los ambientes y buscar la luz que más se adecue al momento del día o la ocasión que se celebre, las ropas que vestimos y los colores que podemos usar de acuerdo a nuestro ánimo. De hecho he escuchado que se recomienda evitar los colores oscuros cuando uno está triste y obligarse a vestir colores que nos llenen de vida porque de alguna manera aunque sea pequeña, terminarán influenciando nuestro humor.

También es cierto del sexo visto como arte y no como un proceso acelerado con el único objetivo de un orgasmo. Esto es bien típico de las sociedades occidentales ( o de los hombres, una pequeña bromita, no se me ofendan) que al parecer olvidan todo el camino de los besos, besos que nos lleven minutos, besos que nos enciendan, caricias por todas partes del cuerpo, prestando atención en especial a los lugares NO erógenos que se olvidan. Pasar largos momentos en abrazos interminables y no apresurarnos en este arte. Creo que como todo en la vida se nos trata de bajar el acelere y mirar alrededor, disfrutar. Todo se basa en momentos. Y solemos perderlos, se nos pasan.


Yo por mi parte, adoro cuando mi hombre me cocina; me gusta verlo cortar cada alimento, los toca con sus manos y los lava, los pone en recipientes. Los huele, me invita a mezclarme con los aromas de los alimentos, busca el condimento perfecto, remueve las salzas y las prueba y las vuelve a condimentar. Se asegura que mi vaso no esté vacío y me pregunta si me gusta el plato.
La comida y sus momentos, deberían ser exclusivos para acercarnos con la pareja, o la familia y los hijos, o con los amigos. Disfrutar los momentos y saborearlos todo lo posible.
Momentos para saborear y roer, o no?

4 comentarios:

Crazygirl dijo...

QUE RICO ES COMER!!!!!

Afrodiasiacos? Mmm....para mi....todas las comidas...JAJA!!!

Emiliano Orlando dijo...

Amo la comida!

BLUEKITTY dijo...

crazy: eres lo que se conoce como una golosa declarada ;) jajaj saludos!

Hace un tiempo me dijeron que no hay mejor cosa que ver una mujer que sabe disfrutar de las comidas. Supongo se debe a la mayoría de las mujeres que sufren problemas con las eternas dietas, los monstruos como la anorexia o la bulimia, y la infaltable escena de la chica en una cita que pide un plato de ensalada en la cena!!!

Emiliano Orlando: qué espíritu!!

saluditos y gracias por pasarse y por el entusiamo señor.

Crazygirl dijo...

JAJA!!! Tienes toooda la razon!!!