Residuos coloniales


En este último mes he escuchado ya tres noticias sobre problemas para entrar a España. En las noticias, estas personas a quienes les impidieron entrar al país eran turistas, gente que iba de visita y lejos de ser inmigrantes ilegales declararon haber sido tratados peor aún. Se los trató como se trata a los delincuentes. Uno de los últimos casos que recuerdo haber escuchado fue el de argentinos que iban a visitar a un hermano que se casaba y fueron invitados como es de esperar, pero desafortunadamente no pudieron asistir ya que además de pasar horas en un lugar de detención luego fueron mandados de vuelta al país sin razones válidas de por qué no podían ingresar.Los artistas argentinos Walter Ricardo Vergara y María Silvia Alvarez demandaron al estado español por los supuestos delitos de "discriminación y tratos crueles", pues las autoridades migratorias del país europeo les prohibieron el ingreso y los insultaron llamándolos "sudacas". Él, músico de la Orquesta del Teatro San Martín, ella, bailarina- intentaron ingresar a España por el aeropuerto El Prat, de Barcelona. Allí fueron detenidos por las autoridades migratorias bajo el argumento de que "no tenían profesión alguna, ni medios de vida, ni lugar para alojarse en España, así como tampoco dinero para retornar al país".

Sin embargo, la denuncia sostiene que "tenían medios económicos suficientes, inclusive tarjetas de crédito internacionales, y además lugar para la permanencia en España y sus respectivos pasajes aéreos con regreso establecido a sólo 18 días del ingreso".

Ambos artistas dijeron que fueron detenidos durante 48 horas, que las autoridades españolas no atendieron sus explicaciones sobre la concurrencia al casamiento de un familiar y, en cambio, les dijeron verbalmente que existía una decisión de impedir que "ciertas etnias que respondan a ciertas características fisonómicas ingresaran a Europa". La denuncia agrega que fueron llamados reiteradamente "sudacas".

http://www.tribunalatina.com/es/notices/Los_argentinos_que_demandaron_a_Espana_por_discriminacion_cuentan_su_historia_8508.php

Realmente no sé qué decir. Es increíble. Bueno, puede que sea una opinión personal pero para mí es in-cre-í-ble. Y sé que muchos vuelven una y otra vez con el argumento que Argentina está repleta de nietos con raíces de la "madre patria" (qué madre! mejor sería ser huérfano) o bien que muchos de los que hoy conforman el pueblo argentino son de raíces europeras, no es a lo que trato de referirme. ¿Desde cuándo el ser humano puso límites, muros y barreras para impedir el paso de un lugar a otro? ¿No somos libres y el humano como otro elemento más de la naturaleza, dueño, por decirlo de algún modo, de lo que se llama tierra? Siempre recuerdo historias y relatos medievales en los que se hablaba de la práctica de "cobijar" al extranjero que lejos de su tierra no se le puede negar un poco de agua fresca y un pedazo de pan para compartir. Les juro queridos lectores que no sé qué pensar sobre todo esto. Y lo peor es que ahora deberé cambiar mi destino de próximas vacaciones!! (un poco de humor para cortar la mierda de esta realidad)


5 comentarios:

Franky dijo...

Odio cuando leo estas cosas... Yo viví casi 3 años en españa y nunca tuve problema, y cuando leo esto me da culpa porque los españoles me caen de 10, es verdad que muchos son medio nazis, pero nunca entendí por qué a mi no me pasó.

Café (con tostadas) dijo...

A ver, yo entiendo y hasta estoy a favor de las leyes migratorias. Ojo, dije que las leye pero NO de ESTAS leyes y prácticas.

La fobia, el rechazo y el odio están convirtiendo al mundo todo en un lugar invivible.

Acá, en nuestro propio país, pasa todos los días. Sino, fijate el caso de la organización barrial Tupac Amaru en Jujuy. Se forma, entre otras cosas, porque la sociedad los rechaza (no pueden ir a las piletas, por ejemplo!)

Una locura... una lo-cu-ra!

BLUEKITTY dijo...

Franky: ¿por qué debería pasarte? Ni a vos ni a nadie, son cosas que no entiendo.

Café: llegar al punto de no dejar a alguien entrar a una pileta PÚBLICA, me preocupa y averguenza ser parte de la especie humana.

Yuzuki dijo...

Si, he sabido de varios casos así. Es terrible, porque lo que debiera ser algo ameno y que te provoque felicidad, como un viaje, crea una terrible angustia que ni siquiera es justificada.

Pero bueno... ahora el mundo está loco, así que no se puede esperar otra cosa.

Saludos!

rama dijo...

Es cierto, pero también en la edad media aparece el sistema de peaje por transitar por el feudo ajeno y no sólo eso la restricción siempre ha sido controlada, lo que pasa que en la antigüedad era necesario la mano de obra esclava, por ende estaban felices por tener gente. Es cierto que hay un racismo a flor de piel, no sólo en Europa, si no aquí también, el problema de la inmigración altera la política social de los países, una de las ideas del G8 para superar la crisis, es disminuir la poblacional mundial, ¿cómo lo harán?, bueno ese es otro tema, tal vez me haya ido por las ramas, o no!.
Saludos y besos.