Mitos Urbanos


Hace un par de días me encontré con un programa en el cual se relatan las historias de diferentes mitos urbanos. De hecho el programa no es muy bueno, tratan de crear una atmósfera de misterio pero no lo logran, más bien me causa mucha gracia la manera en que se relatan las historias. Sin embargo, debo admitir que me ha enganchado. Ayer vi la historia de "La mujer de blanco". Paso a contarles la historia: al parecer existen muchas versiones sobre la misma historia, a saberse cuando una historia se transmite de forma oral ésta está sujeta a cambios, exageraciones, etc. Al parecer, la versión más conocida es la de una chica bastante joven, tal vez de unos 17 años, tez extremadamente blanca y un vestido impecablemente blanco. Se cuenta que un chico la conoce en una fiesta y queda prendido de ella. Se le acerca, hablan y él le compra un café. En un momento de descuido se lo tira y mancha su vestido blanco. Ella algo molesta le dice que debe ir urgente a cambiarse de ropa. Él no quiere dejarla ir y le pide alguna dirección o número donde poder encontrarla. Ella le deja una dirección. A los pocos días él va a buscarla y descubre que al parecer era imposible que ella hubiese estado en esa fiesta ya que había muerto hacía bastante tiempo. Los dueños de la casa, parientes de esta chica, le muestran una foto en la que aparece con el mismo vestido. Sin creer todo esto y pensando que podría ser una mala broma acude al cementerio y llega hasta la tumba. El nombre de la chica aparece inscripto en la lápida. Se dice que él remueve el cajón y comprueba que no hay más que huesos pero algo lo horroriza, el vestido blanco con la mancha de café. En otra de las versiones, él le había dado su campera para cubrirla del frío y cuando ella escapa del baile a causa de la mancha de café, él la sigue algo confuso ya que ella entra el cementerio. Ella apura el paso y avanza más rápido que él, llega a una tumba y se desvanece dejando la campera sobre la lápida. La misma historia y sus derivados se han contado en muchos lugares y en tiempos diferentes. No sé ustedes mis queridos lectores pero creo que hoy en día se necesita mucho más para asustarnos. Igual sigo con la dudita de si habrá ocurrido tal cosa o no. Por las dudas, nunca derrames café en el vestido de una dama, muerta o viva, podría molestarse demasiado contigo ;)

9 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

EN mi ciudad está, desde siempre y en eterno regreso, el mito de la llorona.

El mito en sí no hace nada, son las bromas colectivas las que generan paura!

Strika dijo...

Ja, ja. Pues yo tampoco creo en esas leyendas, pero me encanta conocerlas. Y hay unas que al parecer atraviesan las fronteras.
SAludos

Franky dijo...

Uuuuuuuuuu! Que miedito!

Parece uno de Socorro! de Elsa Bornemann. Gran libro.

Tomás en Shorts dijo...

me encantan los programas de mitos! ese suena bien

rama dijo...

Los mitos, tienen algo de temor propios, no sé si será por una necesidad de almagaminto social y de rebasar lo cotidiano de la existencia. Claro, creo que a nadie le gusta que le tiren café, sobre todo si estas caliente!.
Saludos y besos.

BLUEKITTY dijo...

rama: ¡qué manera de cambiar de looks ;)! ¿A qué se deberá?

Duques dijo...

Me encantan este tipo de historias... además esta versión no la conocía. ¿Puede que el programa fuera Milenio 3? ¡Saludos!

BLUEKITTY dijo...

Duques: La verdad no recuerdo el nombre del programa en este momento pero ése no es.

rama dijo...

Soy un inconformista neto!, mentira, en realidad es depende de la hora que haya salido la foto!.
Besos y saludos.