niña burguesa



Era una niña algo diferente a las demás. Pensaba cosas que no muchos piensan, y se enredaba horas, días, semanas, meses y años en esto. Veía cosas que los demás no ven porque simplemente para los demás no eran de importancia alguna. Con su cámara captaba una realidad diferente a la que se ve con el simple ojo, y reflexionaba sobre ésta. La mayoría del tiempo era la curiosidad lo que la motivaba y movía en la vida, pero raramente hacía preguntas porque su timitez era más fuerte, o quería parecer más fuerte que su naturaleza inquisidora. Su gato era su único compañero con quien ella se sentía a gusto, no era necesario hablar tanto ni explicar tantas cosas esenciales como hay que hacer con los adultos. El gato lo sabe. Ella le cuenta al gato de su constante melancolía. Olvida que es niña y su mundo debería llenarse de juegos y golosinas. Ella siente miedo de ser feliz (cree no merecerlo). Ella en ocasiones se sentía culpable del sufrimiento del mundo, del hambre y las enfermedades. Temas muy complejos para una niña, pero ella sentía que debía hacer algo, al menos preocuparse pensaba. Ella no entiende muy bien por qué, mas suele sentir el peso del mundo sobre sus hombros. Suponemos que es su condición de niña burguesa lo que lo acrecienta.

7 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Esa niña se parece mucho a mi.

Esa culpa vaga.

un abrazo.

Ojosnegros dijo...

Pues yo creo que es al contrario, las niñas burguesas lo tienen todo y es de valorar aún más que ella tenga esa sensibilidad para los demás.
Sí, es verdad, es especial.
Besos Blue.

Shang Yue dijo...

a lo mejor hay algo en sus fotos que la intriga más de la cuenta

guille dijo...

Las niñas deben disfrutar de su infancia, no se gana nada con adelantar pasos.
Y nunca se volvera a tener la oportunidad.

Ni siquiera creo que haya que soportar el peso del mundo de adultos, basta con intentar hacer mejor la vida de quienes nos rodean.

BLUEKITTY dijo...

gaucho: ¿se parece? jajajajaja

saluditos

ojosnegros: no sé si sea valioso que vea eso sólo por ser burguesa, creo que es valioso en sí, el no ser egoísta. Lo que no creo que sea bueno, es que sienta culpa. A veces la culpa no ayuda sino que limita.

besos

shang yue: me pregunto qué jajaja

guille: me encanto tu última frase. Es la verdad-


saludos gente!

Néfele Luna dijo...

Vaya! yo creía que las niñas burguesas pensaban sólo en sí mismas... vaya que esta niña era extraña!!!

BLUEKITTY dijo...

nefele: era bastante, sino te digo demasiado extraña.

saluditos y gracias por pasar