Un hasta pronto Silo

Silo es el seudónimo de Mario Luis Rodríguez 
(Mendoza, 6 de enero de 1938- 16 de septiembre de 2010) 


Fue autor de varios libros, cuentos, artículos y estudios relacionados con política, sociedad, psicología, espiritualidad y otros temas. Aunque él se definía a sí mismo como un simple escritor, muchos de sus lectores lo consideran un pensador, apoyándose en la diversidad de temas sobre los que ha escrito.
El 4 de mayo de 1969, en Punta de Vacas (en la provincia de Mendoza), Silo habló ante unas doscientas personas reunidas en aquel paraje de la cordillera de Los Andes, siendo ésta su primera exposición pública de las ideas que, con el tiempo, formarían el basamento del Movimiento Humanista. En esta arenga, conocida como «La curación del sufrimiento», expuso temas como la superación del dolor y el sufrimiento,el sentido de la vida, la violencia, el deseo y el placer.
A mediados de 2002 lanzó El Mensaje de Silo comprendido por un libro, una experiencia y un camino.
Entre sus proyectos más recientes se encuentra el impulso para la construcción de «salas de reflexión» y «parques multiculturales» en Argentina, Chile, España, Estados Unidos, Italia, India y Egipto, entre otros sitios geográficos. El dinero para construir estos parques se obtiene de donaciones voluntarias entregadas por sus seguidores para este fin.
Falleció en su hogar en Mendoza, el 17 de septiembre de 2010, luego de padecer por más de un año una enfermedad renal.


El Movimiento Humanista es una corriente de opinión formada por quienes coinciden en puntos básicos respecto al ser humano y a la acción a desarrollar para orientar cambios positivos en el individuo y la sociedad. La filosofía humanista se inspira en la doctrina siloísta en donde el ser humano aparece abierto al mundo, con la posibilidad de elegir sobre su propio destino.


Seis Puntos

Estos seis puntos del Humanismo constituyen para nosotros, la base de nuestra doctrina social y de nuestro compromiso de acción en el mundo.
  • Propicia la ubicación del ser humano como valor y preocupación central, de tal modo que nada esté por encima del ser humano, ni que un ser humano esté por encima de otro.
  • Afirma la igualdad de todas las personas y trabaja por la superación de la simple formalidad de iguales derechos ante la ley avanzando hacia un mundo de iguales oportunidades para todos.
  • Reconoce la diversidad personal y cultural afirmando las características propias de cada pueblo y condenando toda discriminación que se realice en razón de las diferencias económicas, raciales, étnicas y culturales.
  • Auspicia toda tendencia al desarrollo del conocimiento por encima de las limitaciones impuestas al pensamiento por prejuicios aceptados como verdades absolutas o inmutables.
  • Afirma la libertad de ideas y creencias.
  • Repudia no solamente las formas de la violencia física sino todas las otras formas de violencia económica, racial, sexual, religiosa, moral y psicológica, como casos cotidianos arraigados en todas las regiones del mundo.  
GENTE,les recomiendo que lean El Mensaje de Silo  y una nueva ventana se abrirá en sus corazones. Una forma diferente de entender lo importante de la vida.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_Humanista

    http://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Rodr%C3%ADguez_Cobos

    3 comentarios:

    Percepciones nebulosas dijo...

    Un hasta siempre, entonces, merece, porque seguramente estará en la memoria de muchos, y en el corazón de muchos más.

    BLUEKITTY dijo...

    "Nombrador de mil nombres, hacedor de sentidos, transformador del mundo... tus padres y los padres de tus padres se continúan en ti. No eres un bólido que cae sino una brillante saeta que vuela hacia los cielos. Eres el sentido del mundo y cuando aclaras tu sentido iluminas la tierra. Cuando pierdes tu sentido la tierra se oscurece y el abismo se abre." (El Paisaje Interno)

    Un hasta pronto, porque no se fue, sigue en todo lo que nos dejó.

    BLUEKITTY dijo...

    Y me quedé pensando en lo importante de dejar algo, algo a los demás. Y en ese algo desinteresado, tal vez algo de nosotros quede y así sí podamos ser eternos. Tal vez así la muerte no sea nada trágico sino un momento más.