moderna quiero ser

Hace unas cuantas semanas atrás, estaba sentada en el sillón de la peluquería esperando mi turno. Hay una típica mesita ratona llena de revistas para mujer, si es que se entiende por revista de mujer ésas que te aconsejan sobre cómo ser una mujer moderna en estos tiempos y se discuten miles de temas comunes en la vida de toda mujer; está la sección de moda, de belleza, de accesorios, de cocina, de tejido, enfermedades del milenio, hijos y familia, trabajo-metas en la vida y la infaltable sección sexo donde te aconsejan cómo llegar a ser multiorgásmica y las mil posiciones que se pueden apreder para satisfacer a la pareja.

Pues yo estaba en la sección enfermedades del milenio, cuando me encuentro con una nota que me interesó bastante; el estrés y el increíble número que está incrementándose entre la cantidad de mujeres con estrés crónico en comparación con los hombres. Me adentré un poco más en la nota que según decía, las mujeres son las que más acuden al médico por sufrir el estrés y los casos en general son más graves en comparación con los hombres que sufren estrés. Según el médico entrevistado, los hombres que sufren estrés son de mediana edad y un estrato social medio hacia alto, y en general el estrés se debe a causas laborales. Por el contrario, en la mujer se presenta en variadas edades hasta con decirles que en el adolescencia ya se comienza a percibir en ciertos grados.
Según la nota, la vida moderna presenta como gran característica al estrés, sin contar con tantos otros ejemplos como las miles de enfermedades que el ser humano experimenta por el simple hecho de vivir más. Parece que nos jode un poco el cuerpo esto de que la expectativa de vida se haya alargado. No estábamos tan bien preparados como se creyó. Más allá de esto problema general, el punto de la nota apuntaba al rol moderno de la mujer que es lo que causa que nuestras mujeres modernas experimenten la vida desde el estrés aunque suene exagerado. La mujer de hoy quiere hacer de todo y conseguir todo: ser un objeto de belleza las 24 horas, estudiar para poder demostrar que no sólo sos un objeto de belleza, tener un título que te permita tener un buen trabajo y poder demostrar que no sólo podés quedarte en casa haciendo los quehaceres domésticos, pero cuando lo tenés al trabajo soñado, subir al mejor puesto es la meta a seguir y ya no hay tiempo para tener una linda casa y tiempo para pasarlo con la familia.
No es fácil para muchas sentirse siempre lindas porque ser linda es algo que debe ir a la par de lo que se considera los estándares de belleza de cada cultura y puede que la madre naturaleza no haya considerado tal caracteristica en el momento de regalarte una gran nariz o una estatura no muy alta, y aquí es cuando viene la obsesión consumista por la moda y productos de belleza y ni hablar de la gente que experimenta desórdenes alimenticios por tener la figura perfecta que se promociona tan irresponsablemente en las revistas de moda y la televisión. Los medios masivos de comunicación también son los responsables de promover lo que debe ser bello y lo que no, y de ahí cada uno deberá buscar su lugar.
Además, la mujer también deber ser madre; una mujer no puede ser soltera bajo ningún punto de vista y menos disfrutarlo porque es una mujer ligera que lo único que persigue es la promiscuidad. Así que OJO si te gusta el sexo porque no está bien disfrutar de la soltería ya que la mujer se ha hecho para casarse y procrear, darle vida al mundo( y se habla de igualdad jua!), pero cuando conseguís una pareja tenés que quedar embarazada al poco tiempo porque sino comienzan las preguntas de qué ocurre como si algo tuviese que ocurrir y hasta corrés el riesgo de ser tiltada como fría y que tu único interés egoísta es el de perseguir una carrera universitaria y que no hay lugar para la familia.Y cuando sos madre, una buena madre no pide ayuda, puede hacerlo todo: puede levantarse a la madrugrada y preparar un equilibrado desayuno para todos, ir a trabajar, buscar a los niños de la escuela, limpiar la casa y estar espléndida y ni se te ocurra tener un kilo de más, o no estar a la moda porque eso justifica que tu marido pierda interés en vos y busque una mujer que se vea bien y por supuesto más jóven. Pero vos no tenés permitido engañar a tu pareja porque sos una puta si lo hacés, así que OJO cómo te comportás. Tenés que laburar las 24 horas del día y demostrar al mundo que podés. Eso es la mujer moderna que sufre estrés crónico durante toda la vida. Al menos eso es lo que relataba toda la revista y lo que suelo a ver a diario en los mensajes que se envían a las mujeres en las series de televisión o en estas simples nota de revista de mujer.
Pues yo me quedo pensando todas estas cosas dos veces por las dudas. Muchas veces la realidad no es como se la presenta. Sin embargo, siempre me enseñaron que hay que ser responsable y hacer todo lo que uno comenzó, y que no es bueno equivocarse. Me parece que mi vieja se equivocó en ésta. Puedo y debo errar. Puedo ... el problema es que me cuesta comprenderlo y perdonarmelo. Personalmente me quedo con la parte de que hay que intentar terminar todo lo que uno comienza, intentar... es algo bueno.
Hace unas semanas estaba enferma en cama con gripe, y me sentí culpable de estar en cama y tener tiempo para leer algún libro que no sea de la facultad, ya que estos textos se acumulaban en un rincón de la habitación con mucha tarea por realizar, y me sentía culpable de sentir ganas de dormir hasta el mediodía aunque los remedios me indujeran a dormir mucho y no fuese mi culpa. Me sentí culpable de que llegaba el sábado a la mañana y no estaba limpiando la casa cuando el sábado a la mañana es día de limpieza y orden. Me sentí culpable. Y muchas veces en mi vida me siento culpable por todo. Cuando tengo muchas ganas de tener sexo me dirán que es demasiado, pero cuando no tengo ganas no está bien porque eso es ser frígida, y si no como puedo enfermar pero cuando como de más me dirán que engordo, y si quiero gritarle a alguien está mal, pero no querer hablar es signo de que algo me ocurre. Siempre a todo hay que darle una explicación.Y ahí caí. Me cansé de sentirme culpable porque todos esperen algo de mí las 24 horas del día. Hay muchos roles que cumplo como mujer ya sea el de amiga, el de hermana, el de novia, el de amante, el de compañera, el de hija y otros más que supongo el futuro me depara. Y para aprender a vivir sin estrés tengo que comprender que no puedo hacer todo, que está bien pedir ayuda, que no puedo hacer todo bien o que todo lo que quiero no se cumplirá aunque le ponga esfuerzo y ganas, que no necesito explicarle al mundo todo lo que se me pasa por la cabeza y el alma y que no necesito excusarme.... que puedo enfermarme de vez en cuando.
Y me quedo pensando en todo esto, en el hecho de querer cumplir con todas las tareas y posibilidades que existen para las mujeres modernas de hoy en día... pienso en eso mientras espero mi turno en la peluquería. 

6 comentarios:

bertha díaz dijo...

mujeres modernas, presas de las sociedades de control. sociedades de control que generan un esquema, un modelo de cuerpo. un modelo de mujer. mujer moderna presa de su propio cuerpo. qué difícil vivir liberado de eso, sin culpas.
besos, b

BLUEKITTY dijo...

Te salió un versito jajajaja. Muy lindo por cierto.

saludos Bertha, y sigamos intentando serlo y ser felices y no morir en el intento!

Percepciones nebulosas dijo...

...el drama de la "mujer orquesta", indefectiblemente devendrá en el drama de la "mujer solista"

BLUEKITTY dijo...

Afilada observación querida amiga mía.

Luna dijo...

Bienvenida al universo femenino. A veces tengo cierta envidia de nuestras abuelas a las que no se les pedía tanto, que se las dejaba envejecer tranquilas, no como ahora que es mala palabra.
Ahora tenés que serlo todo, eso esperan de vos y eso das, porque es parte de nuestra naturaleza. Eso creo.

Besos

BLUEKITTY dijo...

Luna: me dejaste pensando... envejecer tranquilas.
Voy a pensarlo, y ta vez lo tenga en cuenta.

saluditos