duda uniformada

He caido en dos dudas por el momento: ¿por qué los hombres sienten morbo con los uniformes, en especial los de mucama? ¿Es una constante la idea arcaica del hombre de querer ser servido? Mi duda va lejos del tema machista, sino como una observación a través de diferentes acontecimientos en la historia del hombre y las diversas culturas.
 Como la figura de la geisha, mujer que recibia educación y formación para convertirse en una elemento de entretenimiento masculino. Tradicionalmente, las geishas comenzaban su entrenamiento a una corta edad. Algunas jóvenes eran vendidas a las casas de geishas en su niñez, y comenzaban su entrenamiento en varias artes tradicionales casi inmediatamente. Mientras las cortesanas profesionales brindaban entretenimiento sexual, las geishas usaban sus habilidades en distintas artes japonesas, música, baile, y narración.

Vale aclarar, que las geishas no incluían servicios sexuales a pesar de lo que se cree usualmente. En muchos casos se prestó a la confusión con las prostitución por ser un servicio para el hombre.

De vuelta a mi pregunta y a la duda.... ¿por qué los hombres se sienten atraídos de manera sexual hacia la figura de una mujer que sirve? ¿Por que hay atracción sexual hacia los roles de mujeres enfermeras, maestras, mucamas y en general toda mujer que su trabajo sea visto como un servicio? Creo yo que todos los trabajos son en cierta medida un servicio hacia alguien más. Entonces no sé si sea sólo un simple fetiche por los disfraces en si o si se deba al deseo de poseer una mujer y tener el poder sobre ella para poder degradarla. ¿algún tipo de sentimiento machista o de dependencia influenciada por algún problema con Edipo por la imposibilidad de desprenderse de sus madres? A manera de broma, si les proveemos de sexo diario y luego les limpiamos las casas seremos las mujeres soñadas?

8 comentarios:

rama dijo...

Uhh! Una duda muy grande, tal vez estando en situaciones diferentes, con roles diferentes hace que el morbo se movilice, pero realmente no tengo idea.
Saludos.

bertha díaz dijo...

cuando era niña conocí a un chiquito que vivía en mi edificio, en otro departamento, que me proponia jugar a dos cosas:
"el niño enfermo" o "el esposo". en los dos casos el rol de él era el mismo. primero decía: si yo soy el niño enfermo tú eres mi enfermera y me cuidas y me mimas; si yo soy el esposo, tú eres mi esposa y me sirves y me mimas y me proteges y haces todo lo que quiera para complacerme. yo detestaba a ese niño con toda mi alma. con el paso del tiempo empecé a sentir curiosidad por saber porqué él pensaba que esos eran los roles para las mujeres y cómo debían darse en relación a los hombres. pobres, los crian así. casi que memoria genética... luego eso se convierte en fetiche. un abrazo desde parís con aguacero!

BLUEKITTY dijo...

rama: si vos no tenés idea, menos yo. Mi duda sigue flotando. Hombres respondan sobre sus morbos!

igual, gracias por el aporte. Saludos

bertha: qué niño de mierda la verdad, jajajaj. En serio, hacer todo lo que él quería! Insufrible.
Y mirá vos que desde chiquitos ya comienzan a exigirnos.

saludos lejanos.

Dr. J dijo...

Leíste los comentarios que te dejé?

BLUEKITTY dijo...

El q publique es que los leí? :P
Dijiste que no publique así que no tenía dónde responder. Interesante diría yo. Nunca hay que asombrarse porque en ese sentido, siempre encontrarás alguien que comparta tus gustos. No hay nada escrito sobre gustos. Por suerte.

saludos

Dr. J dijo...

Ok. Me quedo mas tranquilo entonces. Jeje!

Besos!

Marcelo dijo...

He leído por ahí que a los tipos que habitualmente no tienen poder o se sienten humillados les gusta jugar roles poderosos en el sexo, lo cual entraría en este tema de las mujeres como servidoras. Por el contrario, los tipos superpoderosos en su vida diaria tienen más proclividad a buscar papeles de sometimiento en materia sexual. No sé cuanto de cierto habrá pero tiene algo de lógica y te puede interesar.
Un beso

BLUEKITTY dijo...

Marcelo: ya había escuchado eso y creo que también tiene lógica. Me pondré a investigar por ese lado para apaciguar la duda.
Me recuerda a lo que se dice de los tipos que compran auntos enormes, más grandes que sus propios egos. No sé si tenga que ver, pero me acordé.

Saludos y gracias por el aporte.