mujeres

Todas las mujeres somos diferentes. Eso es cierto.
Levantarnos cada día y mirarnos al espejo, y reconocernos detrás de una larga o corta melena, de un cabello claro u oscuro, de narices grandes o pequeñas, de pecas o lunares, de rostros frescos y jóvenes o cansados y maltratados por el tiempo o acaso por una vida dura. Alistarnos y sentirnos listas para salir allá afuera, al mundo, a buscar el lugar o el camino que nos corresponde. Trabajar y esperar ser reconocidas como las mejores en todo lo bueno que ponemos día a día, estudiar y poder llegar a las metas impuestas, limpiar y hacer que los lugares que habitamos sean los más lindos con el toque especial que ponemos esperando que los demás lo noten, criar niños en la complicada tarea de convertir un niño en un ser excepcional cuando crezca, cuidar plantas y hablarles para que crezcan más rápido , cocinar sepamos o no para la gente que queremos y esperar que al final de la comida nos feliciten por lo rico de la misma, ser amigas y confidentes frente a otra mujer que decide compartir sus lágrimas y sueños rotos, madres y aprender a dar los mejores consejos y los mejores abrazos cuando nadie puede consolarnos o entendernos cómo se siente ser mujer, intentar ser femmes fatales con la pareja y sentirnos deseadas con el pasar del tiempo, ser exitosas y lindas. Muchos papeles combinables con ruleros, guantes amarillos de goma, con tacos o zapatillas. Todos papeles que las mujeres interpretamos a la perfección. A veces es demasiado en esos días en que nada parece salir como nosotras queremos, en los días en que nadie parece entendernos, a veces se nos pide demasiado y más. Pero afortunadamente cumplimos cada uno de esos pedidos. Y entre mascarillas para vernos más lindas, entre miles de dietas para adelgazar, ropa y accesorios para no dejar de vernos a la moda, chocolates y pañuelos descartables que pululan la habitación a causa de algún desgraciado que no supo valorarnos y ver lo que somos,  y hasta cirugías que podrían hacer nada en todo el proceso de conocernos desde que nacemos hasta que morimos lo que sí debemos resaltar es la fuerza interior que vive en nosotras y que debemos utilizar día a día al levantarnos y salir al mundo un día más a ser mujer. 

Nadie mejor que nosotras para ser mujer. Feliz día chicas =)

8 comentarios:

Dr. J dijo...

Feliz día, morocha! ;)

Te faltó mencionar las mujeres que juegan con los sentimientos de los hombres.

Besos!

BLUEKITTY dijo...

Dr J: uuuh, leo algún desengaño entre líneas?
Muchas hacen eso. No las nombre porque no es mérito nombrar una acción de esas, es mejor nombrar otras cosas que nos salen mejor como amar, perdonar, gestos maternales o de buena amiga.

saludos!

rama dijo...

¿Y qué otra cosa mencionar en este jornada? Ya que en los restantes días del año quedamos como pavos por culpa de nuestra negligencia con las únicas personas que brindan todas las cosas que mencionaste más el aguante a las insoportables testosterona de uno. Feliz día mujeres y en especial a vos!.
Saludos y abrazos.

BLUEKITTY dijo...

Rama: rara ocasión cruzarmelo en líneas ya que lo veo con poca frecuencia.
Gracias por el saludito =)

Minombresabeahierba dijo...

Me encantan éstos aspectos de la mujer:

"criar niños en la complicada tarea de convertir un niño en un ser excepcional cuando crezca, cuidar plantas y hablarles para que crezcan más rápido , cocinar sepamos o no para la gente que queremos"

besotes

BLUEKITTY dijo...

Minombresabeahierba: a mí me agrada ser mujer, aunque en otros momento siento que no. Pero si hay que elegir, vuelvo a serlo =)

saluditos

Tu mejor receta dijo...

Yo también imagino cosas que nadie imagina... Te felicito por tu pagina.

BLUEKITTY dijo...

Tu mejor receta: y seguro que no se puede contar, verdad? ;)

Gracias por pasar y por la buena onda.